InicioVariedadesFeng Shui: lugares clave para ubicar los cristales y activar la prosperidad...

Feng Shui: lugares clave para ubicar los cristales y activar la prosperidad y el amor en casa

  • Cómo escoger las gemas más adecuadas según su Qi.

De acuerdo a las enseñanzas del Feng Shui, los cristales no sólo reflejan y refractan la luz solar, sino también la luz universal. Éste y otros principios del milenario sistema oriental brindan distintas pautas para armonizar todos los espacios: el hogar, la oficina o incluso nuestro auto.

Patricia Traversa, directora del Centro Oficial de Feng Shui Profesional, ha estudiado y practicado esta filosofía por muchos años. Consultada por Clarín, explicó por qué se considera que las gemas contienen una gran cantidad de Qi, cuál es el mejor lugar para ubicar una obsidiana o un cuarzo rosado de acuerdo al área que deseemos potenciar y qué es el sistema de las Siete Estrellas del Feng Shui.

Si consideramos que un cristal de apenas ocho o nueve centímetros de largo por dos o tres de ancho tarda cerca de 10 mil años en formarse tendremos una noción de su fabuloso origen. “Las gemas y los cristales provienen de las entrañas de la tierra, son un elemento de la naturaleza de vibración estable con un Qi altamente condensado”, precisó Traversa.

Es que, en palabras de la experta en Feng Shui, durante su proceso de formación, las gemas “han absorbido durante milenios energía terrestre. Incluso después de haber sido extraídas, conservan condensado todo ese Qi y lo pueden transmitir a las personas que entran en contacto con ellas”, sostuvo.

De allí que el Feng Shui aproveche la belleza y la vibración de cristales y gemas “como una ayuda para equilibrar y trasmutar energía”, señaló.

Pero, ¿es cierto que “las piedras nos eligen”? En realidad, lo que ocurre es “un magnetismo mutuo”, explicó la directora del Centro Oficial de Feng Shui Profesional, quien también destacó la importancia de que “las gemas de uso ambiental o personal nos gusten y nos transmitan sensaciones positivas”.

En cuanto al mantenimiento y la limpieza de los cristales, Traversa precisó: “Como las piedras son muy receptivas a la energía que las rodea, siempre hay que limpiarlas y activarlas cuando las adquirimos y luego periódicamente”. Salvo las hidrofóbicas, casi todas pueden dejarse unas horas en agua. No deben sumergirse piedras como la obsidiana, la turmalina, la pirita, la rosa del desierto y la selenita.

Entre los cristales y las personas se debe producir “un magnetismo mutuo”, explicó Traversa. Foto: ilustración Shutterstock
Entre los cristales y las personas se debe producir “un magnetismo mutuo”, explicó Traversa. Foto: ilustración Shutterstock

Las gemas además actúan como catalizadores de luz y color. De acuerdo con la especialista, sus vibraciones específicas pueden usarse para situaciones concretas como sellar campos áuricos de la vivienda o para dispersar energías nocivas o Sha Qi acumulado en el ambiente.

Además, más allá de su composición individual, las gemas reúnen en sí mismas elementos químicos como silicio, hidrógeno, cobre, manganeso, hierro, carbono, calcio, sodio, estaño. Para Traversa, todo esto hace que el Qi de las piedras tenga un vínculo estrecho con el de los seres vivos.

Las Siete Estrellas del Feng Shui: enlazar la geometría sagrada con las gemas

Hay muchísimas gemas semipreciosas, cuarzos y cristales para elegir. Por eso es conveniente investigar sobre las particularidades que ofrece cada una si queremos hallar las más adecuadas para nuestra casa. Una manera de potenciar al máximo las cualidades energéticas de las piedras es usarlas bajo la distribución de las Siete Estrellas.

El patrón de las Siete Estrellas del Feng Shui. Foto: ilustración Shutterstock
El patrón de las Siete Estrellas del Feng Shui. Foto: ilustración Shutterstock

“Se denomina las Siete estrellas del Feng Shui a una forma de disponer las gemas para lograr una sinergia entre ellas —explicó Traversa—. Consiste en colocar una gema en cada vértice de una estrella de seis puntas y una en el centro de la figura. Se puede usar a tal fin una geometría sagrada como el Cubo de Metatrón. Según el objetivo buscado se elige la piedra y se ubica la composición”.

Según la especialista, las Siete Estrellas de siete colores (blanco, amarillo, violeta, rosa, verde, azul y negro) “se usan en la mesa de luz o como centro de mesa del living para apoyar la concreción de los proyectos y deseos”.

También es posible armar este sistema usando un mismo tipo de gema de acuerdo a nuestro objetivo principal. A modo de ejemplo, Traversa enumeró tres posibilidades:

  • Las Siete Estrellas de amatista: este cristal es un purificador y amplificador de energías curativas y espirituales, representa la transformación y ayuda a asimilar el conocimiento superior. Esta formación rechaza lo negativo y ayuda a conseguir dinero. Puede colocarse en el área de los benefactores que es el sudoeste del living.
La distribución de 7 Estrellas ubica las gemas para dibujar este patrón sagrado. Foto: ilustración Shutterstock
La distribución de 7 Estrellas ubica las gemas para dibujar este patrón sagrado. Foto: ilustración Shutterstock
  • Las Siete Estrellas de cristal de roca: es una piedra purificadora, actúa como revitalizador y cura del aura y crea un campo de fuerza muy equilibrado a su alrededor. Esta formación se puede ubicar en el oeste del living para activar el poder creativo o en el sureste para favorecer el autoconocimiento y despertar al sabio interior.
  • Las Siete Estrellas de cuarzo rosado: es la gema indicada para incentivar el amor. La gemoterapia la define como un agente calmante que favorece la restauración del equilibrio emocional y aumenta la fertilidad. Las Siete Estrellas de color rosa se pueden colocar en la mesita de luz o en el noroeste de la sala de estar para favorecer a la pareja.

Gemas de protección: ¿cuáles son las gemas que ahuyentan la energía negativa?

Así como los espejos pueden potenciar el Shen Qi de una vivienda, algunas gemas como la obsidiana y la turmalina negra son muy reconocidas en su función de mantener alejada de la casa la energía negativa. Traversa precisó que podemos ubicarlas en la entrada y combinarlas con cuarzo rosa o con amatistas, éstas últimas aportarían sus cualidades para promover un equilibrio armónico en el espacio.

El Feng Shui ve favorablemente el uso de gemas que activen, regulen o neutralicen la energía, según sea el caso. Foto: ilustración Shutterstock
El Feng Shui ve favorablemente el uso de gemas que activen, regulen o neutralicen la energía, según sea el caso. Foto: ilustración Shutterstock

“La obsidiana posee una energía muy consecuente a nivel espiritual, libera el plano mental. Ayuda a eliminar todas las nociones de confusión y dejar el plano intelectual totalmente abierto. Por eso es una gema que abre oportunidades y nos ayuda a resolver”, agregó la experta.

De hecho, las pirámides talladas en obsidiana se usan para estabilizar el campo áurico de la casa. Se colocan en los ángulos internos del hogar. “Si los espacios son muy concurridos, como ocurre en un negocio u oficina, una obsidiana, colocada sobre el mostrador o escritorio, absorberá la energía densa y malas vibras”, precisó Traversa.

Otra de las piedras de protección más conocidas es la shunguita. La experta en Feng Shui indicó que este mineraloide, descubierto por primera vez en la localidad rusa de Shunga —a la que debe su nombre— es ideal para reducir la radiación ambiental. Por eso, recomendó ubicarla en los escritorios o en los dormitorios si hay un módem o un dispositivo wifi.

Gemas para el amor, la salud, la prosperidad y el equilibrio en la cocina

Otras de las dudas más frecuentes que se presentan cuando estamos por adquirir un cristal o piedra semipreciosa es, justamente, qué área de la vida favorece cada una. Si te preguntaste qué piedra elegir y en qué sector de la casa debes usarla, Traversa ofreció varios ejemplos.

“El área del amor está representada en el sector noroeste del living. Allí rige el elemento Tierra, que está asociado con el trigrama Kun del amor y el matrimonio”, señaló. Por eso, para activar el amor sugirió que se coloquen dos hermosos cuarzos rosados o dos rodocrositas.

La rodocrositas muchas veces se talla con forma de corazón, aludiendo a su uso como activador del amor. Foto: ilustración Shutterstock
La rodocrositas muchas veces se talla con forma de corazón, aludiendo a su uso como activador del amor. Foto: ilustración Shutterstock

También pueden utilizarse cristales tallados en forma de corazón, potenciando con esta simbología la energía del amor en el ambiente.

En caso de que queramos activar la salud y la prosperidad un símbolo muy auspicioso es el del Árbol de la vida, con gemas celestes, negras, azules, en sus ramas. La especialista en Feng Shui afirmó que podemos colocarlo en el sector este del living, allí activará la salud y la armonía familiar, o podemos situarlo en el noreste si queremos enfocarnos en la prosperidad económica.

Por otro lado, las piedras también pueden usarse en el Feng Shui como una “cura energética”. En especial, en aquellas circunstancias en las que los cinco elementos están desbalanceados. Traversa mencionó, por ejemplo, que esto ocurre cuando en una cocina la heladera queda enfrentada al horno.

Las drusas son excelentes "acumuladores energéticos", dijo Traversa. Foto: ilustración Shutterstock
Las drusas son excelentes “acumuladores energéticos”, dijo Traversa. Foto: ilustración Shutterstock

Para el Feng Shui, la heladera se corresponde con el elemento Metal y, al estar frente al horno (del elemento Fuego), “se produce una reducción del elemento Metal”. En estos casos no siempre tenemos la opción de cambiar la posición del refrigerador. Por eso, la experta sugirió que se coloque una geoda o una drusa encima de la heladera “para compensar el desbalance energético que genera esta distribución de los artefactos”.

Pero ¿qué contienen estas dos piedras para que cumplan esta función? Las drusas son una sección de piedra natural que albergan en su superficie diversos cristales que, en sí mismos, actúan como un ecosistema. Traversa aclaró que pueden ser pequeñas, medianas o grandes, su tamaño no es excluyente. “Las drusas son, sobre todo, acumuladores energéticos, de modo que pueden ayudarnos en las casas cuando notemos que el hogar se está desvitalizando”, concluyó.

En el segundo grupo está la geoda, una piedra natural hueca que contiene en sus cavidades una formación de numerosos cristales pequeños. Como albergan un conjunto de gemas, la especialista precisó que son potentes armonizadores de ambientes y resultan muy eficientes para movilizar el Qi en el espacio.

Las geodas, piedras huecas que albergan muchos cristales mínimos, movilizan el Qi. Foto: ilustración Shutterstock
Las geodas, piedras huecas que albergan muchos cristales mínimos, movilizan el Qi. Foto: ilustración Shutterstock

De modo que, sea que queramos activar uno o varios sectores dentro de nuestro hogar, las piedras ponen a nuestra disposición su energía natural. Poder aprovechar su presencia en casa y cultivar nuestra conexión con ellas es un verdadero regalo de la naturaleza.

Por Patricia Traversa, directora del Centro Oficial de Feng Shui Profesional y autora del libro “Cambie su vida con Feng Shui”. En Instagram: @patriciatraversafengshui.

Destacados

Catamarca Popular