InicioNacionales"Que ya no haya trabajo": SanCor repudió el accionar del gremio y...

“Que ya no haya trabajo”: SanCor repudió el accionar del gremio y envió un mensaje a los empleados

  • Este lunes la cooperativa decidió cerrar de forma definitiva la planta de San Guillermo, en Santa Fe.

La cooperativa láctea SanCor emitió un fuerte comunicado contra el sindicato Atilra tras conocerse el cierre definitivo de una de sus 6 plantas.

Explicaron que desde hace más de 40 días una medida gremial está paralizando la actividad productiva y comercial de la cooperativa.

Según el texto, la excusa esgrimida por el sindicato es la regularización de cuestiones salariales cuando, en realidad, es la no concreción del proyecto del Fideicomiso de Administración que el gremio impulsaba de la mano de empresarios, que no tenía ni la capacidad económica, ni de gestión, para un negocio de esta importancia, y en el cual el gremio aspiraba a participar en su dirección.

“De manera sistemática, durante todo el proceso de aprobación del Fideicomiso, el sindicato ejerció presión desmedida sobre SanCor, para forzar decisiones y acciones. Así lo hizo en diciembre de 2021, en enero de 2022, de octubre de 2022 a enero de 2023 y en marzo y abril de 2023. En cada una de esas oportunidades, realizó medidas de fuerza bajo la excusa salarial para avanzar sobre las legítimas decisiones de los cooperativistas”, explicó.

“Lo que el sindicato no puede explicar es porqué avalaba el plan de los empresarios interesados, que dejaba de lado a cerca de 1.000 empleados del total de la plantilla laboral de SanCor”, agregó.

Dicha medida recrudeció a partir del vencimiento de todos los plazos acordados por las partes.

Desde SanCor denunciaron que además de que las autoridades sindicales se negaron sistemáticamente a dialogar con las autoridades, impidieron la gestión de los procesos industriales al personal no sindicalizado y fueron limitando de manera progresiva la presencia de productos en el mercado. Entre ellos, uno de los más sensibles por su importancia en la nutrición y por su prevalencia en la elección de los consumidores, las fórmulas infantiles.

El plan del sindicato atenta contra la libertad de la Cooperativa y también de los mismos empleados que manifiestan su voluntad de trabajar. A tal punto llega la desmesura de las acciones emprendidas, que la SanCor se vio forzada a desechar 100 mil litros de leche, de derivar materia prima hacia otros destinos industriales, de desabastecer el mercado y, como hecho reciente destacado, de cerrar definitivamente la actividad en la planta ubicada en San Guillermo, Santa Fe, por las medidas de fuerza implementadas por Atilra”, describió.

Asimismo, la cooperativa sostuvo que hizo público y oficializó ante el Ministerio de Trabajo un plan para la regularización salarial. Pero el sindicato no sólo no consideró la propuesta, que recupera rápidamente las diferencias existentes, sino que comunicó al personal que no había ninguna propuesta.

“La propuesta sigue abierta y a disposición de los empleados; sólo es necesario retomar la actividad para que haya producción, distribución y comercialización de productos. Hoy, la capacidad de pago de salarios por parte de la empresa se ve limitada, de manera creciente, como consecuencia de las medidas de fuerza gremiales”, advirtió la láctea.

“Los empleados serán quienes tendrán que evaluar, sin presiones y en total libertad de decisión y acción, si vuelven a trabajar o esperar una solución que desde el sindicato no se exhibe y que no tiene plazos ni capacidad para pagar el sustento de los trabajadores. Lo único que pueden esperar, en caso de no reanudar las actividades, será la cesación de la producción y que ya no haya trabajo”, agregó el comunicado.

Desde SanCor no atribuyeron “responsabilidades a los trabajadores”, e Indicaron que “sabe bien de su necesidad y de las presiones que reciben. Nadie debe impedir la libertad de trabajar“.

Cierre de la planta

La cooperativa láctea SanCor decidió cerrar de forma definitiva su planta de San Guillermo, en la provincia de Santa Fe, que se había reactivado y especializado en quesos desde junio de este año, junto a la firma Aristeo.

Las razones fueron la insistencia en un conflicto sindical con la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra) que afectó el normal funcionamiento de la fábrica.

SanCor había logrado asociarse con la empresa Aristeo para volver a producir. Pero, incluso tras haber logrado mejorar la producción con la especialización en quesos blandos, los conflictos llevaron al límite y la noticia del cierre, que había trascendido hace días, se oficializó este lunes.

En la planta santafesina “estaban trabajando 26 personas, pero creciendo junto al nivel de actividad”, detallan los encargados de confirmar un final doloroso para el sector lácteo.

Destacados

Catamarca Popular