InicioNacionales“La proa del país”: el edificio que más se inserta en el...

“La proa del país”: el edificio que más se inserta en el mar y se construyó sobre un terreno de rocas

  • Sus 554 departamentos tienen una vista privilegiada.

“Esta es la proa del país”, lo define el administrador, y por la explicación que brinda sobre uno de los edificios ícono de Mar del Plata, como si estuviera asomándose a la cubierta de un buque, la figura es acertada. Es que las torres del Edificio Mirador Cabo Corrientes se erigen en la culminación del sistema de Tandilia, en la costa marplatense, y ese punto es justamente el extremo del territorio que más se inserta en el mar.

El skyline de Mar del Plata tomado desde el norte está incompleto sin las torres del EMCC, que acaba de cumplir 50 años y en estos días se encamina hacia una renovación tecnológica y de seguridad apuntalada por un consejo de propietarios que describen con pasión cada una de las características del lugar que habitan, “un lugar imposible”.

“Es que acá, se creía, no se podía construir nada”, explica Heriberto Giandinoto, administrador del edificio, “de hecho la zapata -los cimientos del edificio- están a la vista. No encontrará otro lugar así”. Efectivamente, en las cocheras, se puede observar parte de la estructura embutida en la piedra

Ocurre que el EMCC fue construido sobre un terreno de rocas, irregular, sobre la milenaria piedra Mar del plata -roca caurcítica- del Sistema de Tandilia que se dinamitó hasta que el resto la ciudad de esos días lo soportó: “A los chalés de la zona les estallaban los vitraux con cada explosión”, cuenta Osvaldo Sandonato, del consejo de propietarios.

El Edificio Mirador Cabo Corrientes, que acaba de cumplir 50 años en Mar del Plata. Foto: Gabriel BulacioEl Edificio Mirador Cabo Corrientes, que acaba de cumplir 50 años en Mar del Plata. Foto: Gabriel Bulacio

Pero aun así, ya sin dinamita, la obra continuó en ese predio rocoso de casi 10 mil metros cuadrados sobre el Cabo Corrientes, entre Varese y Playa Chica, en ese extremo histórico: a metros de allí, en octubre de 1826, fue que el almirante Guillermo Brown ancló la goleta Sarandí durante la guerra contra el Imperio de Brasil. El segundo fundador de Buenos Aires, Juan de Garay, ya había recalado allí.

Fue en noviembre de 1581. Acompañado de unos cuarenta soldados españoles llegó a caballo en busca de oro. Lo que descubrió le gustó y le comunicó al rey de España su impresión: “Es muy galana costa y va corriendo una loma llana de campiña (la actual loma Santa Cecilia) y por algunas partes pueden llegar carretas hasta el agua…”

No hay turista que en algún momento no pase frente a la original estructura, abierta en abanico en cuatro torres, los “cuatro dedos”, el “libro abierto”, cómo lo han descripto. En los últimos años se ha vuelto objeto de examen para estudiantes de arquitectura de la UNMDP y la UBA.

Todos los departamentos del Edificio Mirador Cabo Corrientes, en Mar del Plata, tienen vista al mar. Foto: Gabriel BulacioTodos los departamentos del Edificio Mirador Cabo Corrientes, en Mar del Plata, tienen vista al mar. Foto: Gabriel Bulacio

La arquitecta que tuvo a cargo el proyecto y la obra, Débora Di Veroli, rumana, contratada por la constructora Domingo Fiorentini y Hnos SA, falleció en enero del año pasado. Erigió cuatro volúmenes de 16 pisos cada uno unidos por sector semicircular. La obra comenzó en 1969.

Eran otros tiempos. Los departamentos comenzaron a venderse en 132 cuotas fijas y en pesos. En 1977, cuatro años después de su inauguración, todas las unidades habían sido vendidas. En noviembre pasado, el EMCC cumplió 50 años.

Di Veroli pudo llevar adelante la idea que había propuesto al constructor; que todas las unidades, es decir, los 554 departamentos, tuvieran vista al mar. Hay de 3 y hasta de 7 ambientes; las “punteras”, unidades que dan de pleno al frente, todo mar, tienen más de 200 metros cuadrados.

Una foto del boceto del Edificio Mirador Cabo Corrientes, que comenzó a construirse en 1969 en Mar del Plata.Una foto del boceto del Edificio Mirador Cabo Corrientes, que comenzó a construirse en 1969 en Mar del Plata.

Aunque atravesó momentos difíciles, cuentan los propietarios, a mediados de los años 90 logró consolidarse un consejo que le dio otra dinámica al mantenimiento. Cada departamento cuenta con fibra óptica -hasta en los pasillos hay internet libre de alta velocidad-; agua ionizada, y el proyecto en marcha es lograr que se pueda navegar por cada una de las torres en 3D, “de esta manera, ante una emergencia, un incendió por ejemplo, le indicaríamos a los bomberos el lugar exacto donde llegar sin pérdida de tiempo”.

En invierno hay apenas 120 departamentos ocupados. Es en estos días cuando el Mirador Cabo Corrientes está plenamente activo, con propietarios que llegan para la temporada e inquilinos, y con sus 45 locales comerciales, gimnasio, piscina y patios enormes -la cubierta del buque de la analogía-, es una ciudad inmersa en otra.

El Edificio Mirador Cabo Corrientes, en Mar del Plata, cumplió 50 años en noviembre. Foto: Gabriel BulacioEl Edificio Mirador Cabo Corrientes, en Mar del Plata, cumplió 50 años en noviembre. Foto: Gabriel Bulacio
Todos los departamentos del Edificio Mirador Cabo Corrientes tienen vista al mar. Foto: Gabriel BulacioTodos los departamentos del Edificio Mirador Cabo Corrientes tienen vista al mar. Foto: Gabriel Bulacio
Pileta y locales comerciales, también en el Edificio Mirador Cabo Corrientes. Foto: Gabriel BulacioPileta y locales comerciales, también en el Edificio Mirador Cabo Corrientes. Foto: Gabriel Bulacio
Todos los departamentos del Edificio Mirador Cabo Corrientes, en Mar del Plata, tienen vista al mar. Foto: Gabriel BulacioTodos los departamentos del Edificio Mirador Cabo Corrientes, en Mar del Plata, tienen vista al mar. Foto: Gabriel Bulacio
Gimnasio, pileta y locales comerciales, también en el Edificio Mirador Cabo Corrientes. Foto: Gabriel BulacioGimnasio, pileta y locales comerciales, también en el Edificio Mirador Cabo Corrientes. Foto: Gabriel Bulacio

SC

Destacados

Catamarca Popular