InicioNacionalesMonotributistas inactivos: qué pasa si ya no facturo y cómo es el...

Monotributistas inactivos: qué pasa si ya no facturo y cómo es el trámite para dejar de pagar la cuota

  • Aun sin emitir comprobantes, la obligación mensual se mantiene.

Ser monotributista implica haber hecho la inscripción en un régimen tributario simplificado en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), destinado a pequeños contribuyentes. Pero, ¿qué pasa si, estando en este régimen, dejás de emitir facturas?

Conocer la respuesta a esta inquietud, lejos de ser una mera curiosidad, resulta fundamental para gestionar de manera inteligente la propia situación fiscal, llegado ese momento.

Hay varias razones por las que podrías no estar emitiendo facturas, entre ellas no haber concretado operaciones comerciales o simplemente por descuido, lo que podría generarte algunos inconvenientes con el organismo recaudador.

El problema es que, aunque ya no haya emisión de comprobantes, la cuota igual se tendrá que seguir pagando.

Ante esta situación, entonces, deberías evaluar la posibilidad de darte de baja, lo que puede solicitarse en cualquier momento.

Pero si estabas haciendo aportes de jubilación y obra social mediante el monotributo, cuando la interrupción se haga efectiva finalizarán también los aportes.

¿Qué pasa si no emito facturas siendo monotributista?

Existen varios motivos por los que se puede generar la baja del monotributo. Los principales son por cese de actividadesde oficiorenuncia y exclusión.

Según se detalla en la web de AFIP, para evitar la generación de deudas, el mes en el que solicites la baja debe quedar pago. A partir del mes siguiente, la baja se hará efectiva y ya no se abonará.

Para evitar la generación de deudas, el mes en el que solicites la baja debe quedar pago. Foto: AFIP.Para evitar la generación de deudas, el mes en el que solicites la baja debe quedar pago. Foto: AFIP.

Una de las consecuencias directas de no facturar es que estás dejando de registrar tus ingresos formalmente. Esto puede generar sospechas sobre la veracidad de tus declaraciones.

Además, si estás en una categoría del monotributo que presupone un cierto nivel de ingresos, no emitir facturas puede llevar a la AFIP a cuestionar si realmente pertenecés a esa categoría.

Si la AFIP detecta irregularidades en tus cuentas bancarias u obligaciones fiscales, puede comunicarse para que las justifiques, así sea por falta de actividad o facturación.

En tal caso, podrían darte de baja del Régimen Simplificado o, en los casos excepcionales, aplicar una multa. Sin embargo, tené en cuenta que no hay un límite de tiempo en el que puedas estar sin facturar. Todo depende de los movimientos financieros que hagas.

Otra de las consecuencias de no facturar es que podrías generar una deuda por el impuesto de Ingresos Brutos.

¿Cuáles son los tipos de baja del Monotributo?

Si ya cerraste tu ciclo e identificaste que es momento de dar de baja al Monotributo, tenés que saber que la AFIP se maneja con distintos mecanismos para cada caso:

. Baja por cese de actividad. Esta opción es viable si dejás de realizar tu actividad comercial. En caso de que decidas retomarla en el futuro, podrás volver a inscribirte en el régimen.

. Baja por renuncia. Quienes estén próximos a superar los parámetros para permanecer en el monotributo, podrán renunciar al régimen y realizar la inscripción en IVA y Ganancias para continuar con la actividad bajo el régimen general. Tené en cuenta que estarás impedido de volver a inscribirte durante tres años calendario completos.

. Baja de oficio. Puede producirse ante la falta de pago durante 10 meses consecutivos. Para reingresar al monotributo se deberá regularizar la situación, mediante la cancelación de las obligaciones pendientes por alguno de los medios de pago habituales o la presentación de un plan de pagos.

Una vez que impacte el pago de la totalidad de la deuda o incorporada a un plan de pagos, se podrá volver a realizar la inscripción en el Monotributo. Este trámite no es automático.

En caso de solicitar nuevamente el alta en el régimen a partir de un período anterior al que está en curso (por ejemplo desde que se dio la baja automática), se deberá generar la inscripción a través del portal de monotributo y luego solicitar el alta retroactiva, mediante el servicio con clave fiscal “Presentaciones Digitales”, trámite “Alta retroactiva de impuestos o regímenes”.

. Baja por exclusión. Si ya no cumplís con los requisitos para ser monotributista, debés comunicar tu exclusión y, probablemente, inscribirte en otro régimen fiscal.

Cuando se produzca una exclusión del monotributo, no se podrá volver al régimen hasta que hayan transcurrido 3 años calendario (enero a diciembre) desde la fecha de exclusión.

Se puede dar la baja del monotributo por cese de actividades, de oficio, renuncia y exclusión. Foto: Ariel Grinberg.Se puede dar la baja del monotributo por cese de actividades, de oficio, renuncia y exclusión. Foto: Ariel Grinberg.

Guía paso a paso: ¿cómo dar de baja el monotributo?

La baja se genera desde el portal de monotributo donde hay que ingresar con el número de CUIT y Clave Fiscal.

. Buscá el servicio “Monotributo”. Al ingresar presioná el botón “Modificación y baja” que está en el menú de navegación lateral.

. En la caja de “Darse de baja del monotributo”, presioná “Dar de baja” para comenzar con el proceso.

. Primero ingresá el período de baja, indicando el mes y año. Luego, seleccioná el motivo. Podés elegir entre cese de actividades, renuncia y exclusión. Una vez finalizado, tocá en “Continuar”.

. Aparecerá una alerta indicando que serás redireccionado para confirmar la baja. Presioná “Aceptar” para continuar.

. Una vez redireccionado, en la caja “Confirmación de datos” podrás ver los impuestos dados de baja. Si son correctos, presioná “Continuar” para terminar el proceso.

Para descargar e imprimir la constancia, presioná el botón “Descargar” para finalizar el trámite.

Según advierten, para los contribuyentes que estén en provincias adheridas al Monotributo el procedimiento anterior implicará además la baja de los impuestos provinciales y/o municipales.

MDG

Destacados