InicioBizarro EntretenimientoLa historia detrás de I Will Always Love You: el hit de...

La historia detrás de I Will Always Love You: el hit de El guardaespaldas que marcó la carrera de Whitney Houston

  • Ella era una de las cantantes más exitosas, pero soñaba con actuar.

Todos escucharon una canción de Whitney Houston alguna vez y definirla es una tarea casi imposible. Su poderosa voz, con la que cautivó a millones en todo el mundo entre los ’80 y ’90, la convirtió en una de las cantantes más influyentes en la historia de la música. Sobre todo, después del mega éxito de I Will Always You, la canción emblemática de la película El guardaespaldas, que protagonizó con Kevin Costner.

A lo largo de su carrera, Whitney Houston se hizo dueña de un imborrable legado con el que rompió innumerables récords, y vendió millones de discos a nivel global al lanzar 7 álbumes de estudio, 8 compilados, 2 bandas sonoras y 57 singles en los que demostró su gran versatilidad musical al combinar diversos géneros como el Pop, R&B, soul y gospel.

Además, su increíble rango vocal y capacidad para combinar diferentes estilos musicales le dieron un Récord Guinness Mundial como la artista más galardonada de todos los tiempos con un total de 415 premios, incluyendo 6 Grammys.

Houston no solo fue una cantante excepcional, sino también demostró sus dotes para la actuación en la mencionada El guardaespaldas (1992), un filme que ya tiene chapa de clásico.

Camino al éxito: Clive Davis, una pieza clave

En abril de 1983, Whitney tuvo su primera presentación televisiva. Con tan solo 19 años, la artista nacida en Nueva Jersey, Estados Unidos, cantó en el programa The Merv Griffin Show con el apoyo del ejecutivo musical, Clive Davis, también ex presidente de la discográfica Columbia Records de Sony Music y fundador del sello Arista Records -por el que pasaron otros históricos de la música como Aretha Franklin, Patti Smith y Barry Manilow-.

Desde que la vio en un show de su madre, Emily “Cissy” Houston (cantante de gospel y soul) en el club nocturno neoyorquino Sweet Waters a inicios de los años ’80, Davis supo que Whitney estaba destinada a ser una estrella.

Whitney Houston. Cuando la escuchó su mentor, Clive Davis, supo que estaba destinada a ser una estrella. Foto: AP/Mark J.TerrillWhitney Houston. Cuando la escuchó su mentor, Clive Davis, supo que estaba destinada a ser una estrella. Foto: AP/Mark J.Terrill

“Esa noche, ella cantó dos canciones. Una fue Home de The Wiz y la segunda fue The Greatest Love Of All“, recordó el productor, que la contrató en abril de 1983 para luego convertirse en su mentor.

Desde entonces, Davis y Whitney formaron una dupla profesional casi simbiótica. Él la guió, aconsejó y también le abrió las puertas correctas para que el mundo la recordará como una de las cantantes más legendarias de la industria musical. Houston, por su parte, impactó directamente en la reputación de Clive como un cazatalentos de primer nivel, y excepcional creador de éxitos.

Los discos que la artista lanzó entre 1985 y 1998 incluyeron 11 hits como How Will I Know?Greatest Love of All y I Wanna Dance With Somebody (Who Loves Me) que se posicionaron en la cima de la lista musical Billboard y vendieron más de 50 millones de copias en los Estados Unidos.

La banda sonora de El guardaespaldas (1992) fue uno de sus ocho discos con el que dejó una imborrable huella ya que, además de ganar el premio Grammy a “Mejor álbum del año” en 1994 y obtener 18 certificaciones de platino, The Bodyguard: Original Soundtrack Album (su nombre original) es uno de los discos más vendidos a nivel mundial hasta hoy.

Whitney Houston y Kevin Costner en "El guardaespaldas". Una dupla que funcionó de maravillas. Whitney Houston y Kevin Costner en “El guardaespaldas”. Una dupla que funcionó de maravillas.

En él, la artista interpretó 6 de los 12 tracks, incluyendo I Will Always Love You, el primer single de la película que también ganó un Grammy a “Canción del año” y se convirtió en el sencillo mejor vendido por una cantante femenina.

Aunque Houston popularizó la balada de R&B contemporáneo, la versión original se lanzó en 1973 y su autoría pertenece a Dolly Parton, una de las principales figuras de la música country que tuvo su apogeo a mediados de los años ’60.

La actuación: El anhelado sueño de Whitney

Entre 1985 y 1990, la cantante acumuló una gran popularidad con el lanzamiento de sus primeros tres discos: WhitneyWhitney Houston y I’m your Baby Tonight y en el pico del éxito, le comunicó a Clive Davis que quería incursionar en el mundo de la actuación.

“Ella me dijo: ‘Tengo muchas ganas de hacer una película”, contó el ejecutivo musical, que en medio de la conversación, se vio obligado a recordarle a Whitney que recaudaba entre 20 y 50 millones de dólares por álbum en aquel entonces.

“Le pregunté: ‘¿Podrás permitírtelo y conseguir un papel con el que te sientas cómoda, y le haga justicia a tus necesidades?”, Davis le expresó su inquietud a la cantante sobre el manejo de su agenda laboral al deducir que un rodaje “le llevaría, al menos, un año de su tiempo” y le impediría crear un nuevo disco.

Pero Houston se mantuvo firme en su decisión: Quería actuar. Así fue como llegó la oportunidad de encarnar a Rachel Marron en El guardaespaldas.

Allí era una estrella de pop que es víctima de un acosador y debido a las amenazas que recibe, su manager Bill Devaney (Bill Cobbs) decide contratar al ex agente del Servicio Secreto de Estados Unidos, Frank Farmer (Kevin Costner) que tras aceptar el trabajo, vive una intensa historia de amor con la artista.

Whitney Houston tuvo una voz privilegiada y una vida intensa. Foto: APWhitney Houston tuvo una voz privilegiada y una vida intensa. Foto: AP

La cantante obtuvo el papel del filme dirigido por Mick Jackson y coproducido por el mismísimo Kevin Costner gracias a sus capacidades actorales y a la ayuda de su agente, Nicole David quien aseguró Davis “se enojó mucho” al enterarse que Houston sería una de las protagonistas de la película ya que “significaba arriesgar algo muy importante y preciado para él”.

Costner, al explicar los motivos por los cuales creyó que Whitney era la artista ideal para sumarse al elenco, manifestó: “Necesitábamos una voz, belleza y presencia de clase mundial y no todos cumplen con ese requisito, y la verdad es que tampoco pensé en otra persona que pudiera coincidir con lo que buscábamos de una manera contemporánea y musical”.

Necesitamos más canciones

Al ver el primer corte del proyecto, el disgusto de Clive fue evidente. “No me gustó”, se sinceró. “Había poca música y no se entendía porqué ella necesitaba un guardaespaldas. Así que volví de mis vacaciones en medio de la Navidad y les escribí una carta a Mick Jackson y Kevin Costner”, reveló en su documental The Soundtrack of our Lives.

Kevin Costner sabía que incorporar a Whitney Houston a "El guardaespaldas" potenciaría la película.Kevin Costner sabía que incorporar a Whitney Houston a “El guardaespaldas” potenciaría la película.

“Les manifesté que la primera película de Whitney no podía ser un thriller atravesado por un extenso guión con tan solo una canción”, compartió el ejecutivo musical, que al revisar el material que le envió el director se dio cuenta que el filme “no capturaba lo que se necesitaba” para ser el proyecto cinematográfico debút de Houston.

“Sabía que lo iban a tomar como una intromisión por parte del presidente de la discográfica en la que Whitney era clienta porque yo estaba preguntando: ‘¿Dónde está la música?’ y ‘¿Cómo va a ser el soundtrack?’, pero tenía que hacerles saber que todo tendría más sentido si le permitían hacer lo suyo y ser ella misma”, señaló.

La preocupación inicial de Clive en cuanto al filme no pasó inadvertida para Costner, ya que le garantizó que “pondrían su idea en práctica”. “Afortunadamente Kevin respondió esa carta y fue él quién pidió más canciones para Whitney. Así fue como la película se transformó”, confirmó.

“El director Mick Jackson no estuvo de acuerdo, pero Kevin me envió la versión de Dolly Parton de I Will Always Love You, que finalmente se convirtió en la pieza musical central de la película y cuando la escuché, dije: ”¡Wow, eso es perfecto!”, reveló.

El himno de “El guardaespaldas” que casi no llega a la pantalla

Cuando El guardaespaldas llegó a su vida, Whitney ya era una artista consagrada: había ganado 2 premios Grammy, tenía nueve sencillos número uno y fue la primera cantante femenina en debutar con un álbum en la cima de las listas de Billboard.

Todos estos logros le permitieron a Houston tener una gran influencia detrás de cámara en la película a la hora de tomar decisiones artísticas cruciales, como las canciones que interpretaría.

Originalmente, Costner -que trabajó codo a codo con el director, Mick Jackson-, quería que el sencillo principal de la película fuera el éxito soul What Becomes of the Brokenhearted, que el artista Jimmy Ruffin lanzó en 1966. Sin embargo, a Whitney no le convencía.

David Foster, el productor de la banda sonora de El guardaespaldas, se la ofreció pero aseguró que si bien Houston “fue muy amable” dejó en claro que el tema “no le quedaba bien y no funcionaba para ella”. “Me pidió muy cortésmente: ‘¿Intentarías hacer un demo más interesante?’”, contó.

Mientras la película aún estaba en etapa de producción, What Becomes of the Brokenhearted se estrenó en la banda sonora de otra película, por lo que la supervisora musical, Maureen Crowe sugirió cómo reemplazo la reversión que hizo Linda Ronstadt de I Will Always Love You.

Kevin Costner fue quien pidió más canciones para Whitney cuando filmaron "El guardaespaldas".Kevin Costner fue quien pidió más canciones para Whitney cuando filmaron “El guardaespaldas”.

Fue entonces que Foster puso manos a la obra con el demo de la canción -cuyo lanzamiento original se remonta a 1974- para hacérsela llegar a Clive Davis y así, Whitney pudiera decidir si quería interpretarla o no.

“Cuando hice la primera mezcla del tema con la voz de Whitney Houston, se la envié a Clive en una cinta digital y pensé que iba a hacer muchos cambios”, planteó el productor. Sin embargo, el ejecutivo lo llamó para elogiar los arreglos que había hecho en el tema. “Me dijo: ‘Me encanta, es perfecta, no cambies nada’”, compartió.

Pese al explícito pedido de Davis, Foster regresó al estudio y retocó el demo: “En 12 horas hice todas las cosas que quería hacer: afiné el saxofón y puse guitarras nuevas, pero cuando Clive lo escuchó me dijo que lo odiaba. Eso me puso mal, así que me enojé y le grité, y él también me gritó”. La pelea telefónica escaló de tal manera que David reconoció que aquella discusión casi arrasa con su vínculo profesional y personal.

Whitney Houston tuvo el máximo reconocimiento con "i Will Always Love You", la canción de Dolly Parton, que fue el hit del filme "El guardaespaldas".Foto: EFE Whitney Houston tuvo el máximo reconocimiento con “i Will Always Love You”, la canción de Dolly Parton, que fue el hit del filme “El guardaespaldas”.Foto: EFE

Mientras tanto, Warner Bros, la productora encargada de distribuir la película comenzaba a presionar para que I Will Always Love You fuera lanzada como sencillo y así poder estrenar El guardaespaldas.

“Así que presioné el botón y sin consultarlo con David (Foster), usé la primera versión que escuché del tema”, admitió Clive Davis sobre cómo aquél demo finalmente se convirtió en la canción de amor más icónica del siglo.

Una vez que Clive Davis y Whitney Houston coincidieron en que I Will Always Love You era el sencillo principal ideal para la película, David Foster se comunicó con Dolly Parton por teléfono para informarle que usarían la versión que había interpretado Linda Ronstadt de su hit.

Encantada con la noticia, la artista -que también marcó la agenda de la industria musical con canciones como Jolene y 9 to 5– insistió con que usaran su versión alternativa de la canción. “Porque hay otro verso”, le explicó Parton del otro lado de la línea para luego darle la letra final que, finalmente, Whitney cantó en el single.

“Tuvimos que extender la canción unos 40 segundos en el último minutos pero ese último verso que Dolly me había dado era muy importante”, remarcó el productor sobre el tema romántico que haría historia.

Última foto tomada antes de morir de Whitney Houston. Tenía 48 años.Última foto tomada antes de morir de Whitney Houston. Tenía 48 años.

Después de muchísimo éxito y de sufrir muchos problemas personales, Whitney Houston murió el 11 de febrero de 2012 en la bañera de un hotel de Beverly Hills, luego de haber cantado en la ceremonia de los Premios Grammy. Tenía 48 años.

Destacados