InicioInternacionalesJoe Biden-Donald Trump, el debate desde dentro: dos podios, mil periodistas en...

Joe Biden-Donald Trump, el debate desde dentro: dos podios, mil periodistas en un estadio y el “botón del silencio”

Será en Atlanta, Georgia, en un estudio de televisión de la cadena CNN en el campus Techwood.

La logística no es cosa sencilla y todavía menos en el primero y decisivo cara a cara entre dos viejos rivales, que ya pasaron por lo mismo en 2020.

La logística de un debate presidencial en Estados Unidos no es cosa sencilla y todavía menos en el primero y decisivo cara a cara que enfrenta este jueves al demócrata Joe Biden con el republicano Donald Trump.

Así son por dentro los estudios donde se llevará a cabo esta jornada histórica en la ciudad de Atlanta, que ya fueron blindados por la Policía con varias calles aledañas cortadas al tráfico.

Dos metros entre Biden y Trump

El debate comenzará a las 21:00 hora local (las 22 de la Argentina) en un estudio de televisión de la cadena CNN en el campus Techwood, en el centro de Atlanta, sin presencia de público y durará 90 minutos con dos pausas publicitarias.

Por sorteo le tocó a la campaña demócrata elegir la posición de los candidatos y optó por que Biden esté del lado derecho de la pantalla de televisión y Trump, del lado izquierdo.

Los candidatos accederán al estudio por entradas opuestas y se desconoce si se saludarán estrechando la mano.

Equipos de medios trabajan en la sala de prensa del Pabellón McCamish en el campus del Instituto de Tecnología de Georgia antes del primer debate presidencial. Foto ReutersEquipos de medios trabajan en la sala de prensa del Pabellón McCamish en el campus del Instituto de Tecnología de Georgia antes del primer debate presidencial. Foto Reuters

Justo en frente, estarán sentados en una mesa los moderadores del debate, los periodistas Jake Tapper y Dana Bash, quienes realizarán las preguntas a los candidatos y estos tendrán dos minutos para responder.

El inédito botón del silencio

Biden y Trump no tendrán un cronómetro como tal: encima de las cámaras verán luces que se volverán amarillas cuando les queden 15 segundos de turno de palabra, parpadearán cuando resten cinco segundos y quedarán en rojo cuando se haya agotado su tiempo.

Solo estará encendido el micrófono del candidato que tenga el turno de palabra y su rival lo tendrá apagado. Cualquier cosa que diga será prácticamente inaudible para los telespectadores.

Se intenta así evitar que se repitan los gritos e interrupciones que protagonizaron los dos tensos cara a cara entre Biden y Trump de las elecciones de 2020.

La sala de giro del Pabellón McCamish del Instituto de Tecnología de Georgia antes del primer debate electoral presidencial de 2024 entre Biden y Trump. Foto EFELa sala de giro del Pabellón McCamish del Instituto de Tecnología de Georgia antes del primer debate electoral presidencial de 2024 entre Biden y Trump. Foto EFE

Ninguno de los candidatos podrá hablar con sus asesores durante las dos pausas y tienen prohibido llevar anotaciones previas, aunque dispondrán de una libreta y un bolígrafo para tomar apuntes.

“Spin room” en un estadio de baloncesto

Cerca de mil periodistas de varias decenas de países diferentes se han acreditado para el debate, una demostración del gran interés internacional de esta cita, que podría batir récords de audiencia.

Pero los reporteros no estarán en el estudio de la CNN, sino en un estadio de baloncesto contiguo, el Hank McCamish Pavilion, donde habitualmente juegan los Georgia Tech Yellow Jackets.

La pista donde se juegan los partidos ha sido forrada con una alfombra roja para albergar el famoso ‘spin room’ y los programas de las grandes cadenas de televisión estadounidenses.

Será en ese espacio, donde los asesores de ambas campañas pasearán para dar entrevistas y tirar de argumentario para convencer a los periodistas que su candidato fue el claro ganador de la jornada.

Destacados

Catamarca Popular